Yoga en hamacas

La clase incluye un breve calentamiento y muchas asanas en las que se utiliza la hamaca como soporte inestable para simplificar o complicar la práctica. Los elementos favoritos de muchos son los "vuelos", las posturas invertidas y, por supuesto, la supershavasana en la hamaca, que a menudo se compara con volar en ingravidez o incluso ser mecido en una cuna.

El yoga en hamaca entrena los sistemas cardiovascular y respiratorio, proporciona un entrenamiento intenso y amplía la capacidad de práctica del cuerpo. La gravedad que actúa sobre el cuerpo mientras se está en la hamaca ayuda a aliviar el sistema musculoesquelético, descarga la columna vertebral y libera las articulaciones tensas. Los problemas con el sistema vestibular, la tendencia al mareo o el miedo a las alturas no impiden su práctica.

Enfoque: Libertad en la columna vertebral, el sistema musculoesquelético y las articulaciones.

El yoga en el aire no sólo consiste en asanas, sino que también incorpora un enfoque yóguico: en las clases se siguen los principios de la respiración yóguica, el calentamiento, la concentración en zonas específicas, el tempo de ejecución y la secuencia de asanas.

Los fundadores y practicantes del yoga de la hamaca afirman que este tipo de yoga es muy beneficioso para quienes lo practican. Las clases ayudan a liberar el cuerpo de tensiones, a deshacerse de molestias en la espalda, el cuello y la zona lumbar, a elevar los niveles hormonales, a estirar músculos y tendones de forma segura y profunda y a aumentar la movilidad de las articulaciones.

Destacan las siguientes ventajas:

1. Descarga de la columna vertebral.

Hoy en día, la mayoría de las personas llevan un estilo de vida sedentario. Debido a la permanencia constante en una misma postura, se produce un estancamiento de la circulación sanguínea. No todo el mundo está sentado correctamente. Se produce una desalineación vertebral y una curvatura gradual de la columna vertebral. Esto provoca dolor, malestar, fatiga, dolores de cabeza, mal humor y otras complicaciones.

El yoga en hamaca ofrece posturas que ayudan a descargar toda la columna vertebral. Además, en las posturas de hamaca invertida, la columna vertebral se estira y alarga por efecto de la gravedad debido al peso del cuerpo. Esto mejora la postura y ayuda a la recuperación del sistema musculoesquelético, la columna vertebral se vuelve joven y saludable.

2. rejuvenecimiento y renovación de todo el cuerpo.

La realización regular de posturas invertidas estimula la renovación y autorregulación de todos los sistemas del cuerpo: digestivo, endocrino, linfático, reproductor, respiratorio y vascular.

Un resultado importante de esta práctica es el rejuvenecimiento de todo el cuerpo y la mejora del riego sanguíneo de la cara y la cabeza, que se manifiesta en el alisamiento de las arrugas y una buena complexión, así como en la mejora de la memoria y la concentración. Las posturas boca abajo son una excelente medida preventiva contra la calvicie.

Desaparece el insomnio, mejora la inmunidad, se entrena el aparato vestibular, se previenen las enfermedades de garganta y nariz, se tonifican las piernas, aumenta la capacidad de regeneración y renovación del organismo.

3. Desarrollo de la flexibilidad y la agilidad.

Muchas flexiones con el apoyo de la hamaca y en la hamaca dan la oportunidad de flexibilizar la columna vertebral. Con ejercicios especiales se estiran y alargan gradualmente los músculos y tendones, y se hace posible sentarse sobre las piernas separadas. Al hacer ejercicio en una hamaca entrenas tu destreza y movilidad.

El cambio constante de la posición del cuerpo en relación con el suelo y la combinación de posturas estáticas y dinámicas conducen al desarrollo del aparato vestibular, la capacidad de coordinar los movimientos. Esto conduce a un estado de ligereza y a una sensación de control sobre el cuerpo. Hay mucha fuerza y energía para la vida cotidiana.

4. Desarrollo de la fuerza y la resistencia muscular.

Durante los ejercicios en hamaca no sólo se entrenan los principales grupos musculares, sino también los músculos estabilizadores, creando un marco muscular armonioso de todo el cuerpo. Y lo que es más importante, la carga sobre el sistema muscular es siempre suficiente y tangible, pero no excesiva, ya que está limitada por su peso corporal.

5. Desarrollo de la movilidad articular.

Si las articulaciones no reciben suficiente movilidad en la vida cotidiana, se produce su envejecimiento y diversos procesos degenerativos. Para mantener las articulaciones jóvenes, es necesario realizar movimientos que impliquen toda la amplitud de movimiento de las articulaciones. Realizar asanas y ejercicios con y en una hamaca restablece la amplitud de movimiento natural de las articulaciones.

6. Mejora de la memoria y la claridad mental.

La mente trabaja constantemente. La necesidad de elegir bien, de tomar decisiones armoniosas y de un control flexible requiere un trabajo constante y claridad. Salir de su zona de confort y la necesidad de mantener el equilibrio entrena su concentración mental.

Vencer el miedo, la inseguridad y el diálogo inhibidor son aspectos esenciales del yoga en la hamaca, que conduce a la claridad y la calma de la mente y al despertar de las reservas "dormidas" del cerebro. El movimiento constante del cuerpo sobre el suelo entrena y perfecciona todo el mecanismo de interacción entre el sistema nervioso y las reacciones musculares. Esto conduce a un aumento de la actividad cerebral beneficiosa y a una mejora de la función cerebral.

Regístrate en yoga

#FormSendSuccess
#FormSendError